Algunos expertos apuntan que las compras en linea superarán en pocos años a las compras presenciales y que cada vez será más habitual comprar algunos productos y servicios en otros países, en vez de recurrir a la tienda de la esquina, como hace unos años. Por ello, los tenderos y pequeños y grandes comerciantes, son conscientes de que su clientela ya no se limita a los habitantes del barrio o a los transeúntes que se paren casualmente ante sus escaparates. Les consta que ahora cualquier persona puede ser un cliente potencial. Y si toman la sabia decisión de traducir su tienda online a otros idiomas, el número de clientes potenciales se multiplica exponencialmente.

Traduzca su tienda a los principales idiomas

En primer lugar, es conveniente que piense en qué países tendrían mejor acogida sus productos y empezar añadiendo diferentes versiones lingüísticas de su tienda. Si no cuenta con mucho presupuesto, puede priorizar. Por supuesto, tiene la opción de consultar con una agencia especializada en traducción de tiendas online y dejarse asesorar.

Las motivaciones para decidir a qué idiomas traducir una tienda online son diversas. Un comerciante de Palma de Mallorca podría traducir su tienda online para atraer más clientes alemanes residente en la isla a su comercio. Otro comerciante podría comenzar traduciendo su web a varios idiomas para abarcar gran parte del mercado. Los más demandados son inglés, francés, alemán, italiano y francés. Un restaurante podría estar interesado en traducir su carta a chino, japonés y ruso, además de a los idiomas europeos más comunes. Sea como fuere, cuantos más idiomas estén disponibles en su web, mayores serán sus posibilidades de venta, dado el enorme número de clientes potenciales. Evidentemente, para conseguir el éxito en su estrategia de expansión internacional mediante la traducción de su tienda online, debe encargar la traducción a profesionales expertos en varias plataformas de ecommerce, como Prestashop.