Posicionamiento orgánicoEn el mundo del marketing online hay muchas estrategias distintas para poder trabajar el posicionamiento de una página web dentro de los buscadores. En este caso hablamos de 2 pilares fundamentales en toda estrategia de visibilidad online, se trata del posicionamiento orgánico y del posicionamiento conseguido a base de pagar.

El posicionamiento orgánico, consiste en poner en práctica las técnicas, acciones y conocimientos necesarios para que una página web pueda situarse en la mejor posición posible dentro de la SERP de un buscador, para una palabra clave determinada. La SERP es el listado de resultados que te ofrece un buscador cuando realizas una búsqueda, con el link a la URL que el buscador considera y ordenadas en función de la relevancia que ese buscador le da a unas frente a otras.

En España el buscador principal y de referencia es Google, que aglutina cerca del 95 % de las búsquedas realizadas. El objetivo de estas técnicas, es colocar tus páginas en las mejores posiciones posibles, si es la primera posición mucho mejor! Evidentemente, no es un trabajo sencillo, ni que se pueda hacer en tres días. Google contempla más de 200 factores para posicionar una página web, entre los que destacan: el número de enlaces que una web recibe, la experiencia del usuario (con los valores de tiempo en página, páginas vistas, etc…), la optimización interna del site, la correcta utilización y potenciación de una palabra clave, la edad del dominio, el tipo de contenido, etc…

La característica que define el posicionamiento orgánico es que no es algo que ofrezca resultados inmediatos, no se puede prever y son acciones cuyos resultados se ven a medio y largo plazo. Sin embargo, supone una mejora permanente en la web, aunque conseguir una buena posición requiere continuidad porque la competencia aprieta.

El posicionamiento de pago, reúne todas aquellas acciones que se basan en la publicidad en internet. Consiste básicamente en pagar para que nuestra web salga entre los resultado de pago de los buscadores (que además están por encima de los resultados orgánicos). La plataforma más utilizada es Adwords, para Google. Se basa en la puja por una palabra clave, la cantidad que ofrezcas por clic, la competencia, y el nivel de calidad, determinaran las veces que se mostrará tu anuncio y en la posición en la que lo hará.

Normalmente estos dos tipo de posicionamiento, el orgánico y el de pago, son complementarios ya que pueden ayudarnos a conseguir distintas cosas. El de pago nos da inmediatez y nos permite estar enseguida visibles. Por el contrario, es un tipo de acción que depende de la inversión, si no ay inversión no hay visibilidad. Además hay algunos sectores donde la competencia es tan elevada que tener una buena posición es muy caro y puede no compensar.